Make your own free website on Tripod.com


Sitio Producido por: www.entergdl.com. 2005.


      Buscar:

     
     

PERIODO COLONIAL.

Como su nombre lo indica, la arquitectura colonial en México se da en la época de las colonias que, en México, comprenden desde el descubrimiento del continente Americano en 1542, donde España tenia el control absoluto de la ahora República Mexicana, hasta la Independencia de México a principios del siglo XIX.

Este tipo de arquitectura se enfoca principalmente en edificios religiosos católicos, debido a la necesidad de los Españoles de evangelizar la llamada Nueva España. Y para lograrlo trataron de erradicar las costumbres religiosas politeístas de los nativos, las cuales se basaban en Dioses simbolizados en elementos naturales, a los cuales rendían culto, destruyendo numerosos templos prehispánicos. Es por eso que en varios ejemplos de arquitectura colonial, encontraremos bajo los mismos, ruinas de lo que sería en su momento lugar de rito prehispánico.

De este modo, las nuevas ciudades fundadas, eran edificadas bajo el mandato de los reyes españoles, y con los mismos cánones, sin tomar mucho en cuenta las características del lugar. El trazo de las ciudades era reticular, con numerosas plazas y monumentos, y al ser la iglesia, representante absoluta de la religión católica, el edificio más importante para realizar la evangelización, se colocaba al centro de la ciudad dándole jerarquía con respecto a las demás edificaciones.

Aquí es donde comienza una característica única de la arquitectura colonial mexicana, el poder integrar las corrientes artísticas vividas en Europa, como gótico o barroco, con el arte de las culturas prehispánicas para poder conseguir una identificación de esas civilizaciones con la religión católica, obteniendo una conversión de creencias religiosas. Y no sólo eso, ya que no se podían seguir fielmente los cánones de los estilos establecidos mencionados anteriormente, debido a que no contaban con la mano de obra con los conocimientos para edificar tales construcciones, ni con los materiales exactos para realizarlos, combinando nuevos procesos constructivos con nuevos materiales.

Cabe destacar que los españoles no sólo se concentraron en la edificación de iglesias, sino también conventos y monasterios que apoyaban fuertemente en su tarea de evangelizar. Pero no solo eso, sino también edificios destinados para la administración y planeación de las ciudades, casas, haciendas o palacios para los españoles conquistadores.

CONTINUAR...

VOLVER AL ÍNDICE...